Tenemos la alegría de contarles que en este mes de mayo nuestras Iglesias de Coñimó, en la Isla grande de Chiloé, y de Villa Alegre, en la región del Maule celebraron un nuevo año más de vida por la gracia del Señor. En el caso de nuestro local más austral fue su séptimo aniversario, el cual se celebró el sábado 02 de mayo y contó con la visita de una delegación de Santiago encabezada por nuestro pastor Fernando García, y como es característico, también le acompañaron las Iglesias hermanas de Pargua y Puerto Montt. Fue una hermosa bendición con un precioso culto que se realizó en aquel lugar y con la alegría de la inauguración de unos comedores que se habilitaron al servicio de la congregación.

En el caso de nuestra Iglesia de Villa Alegre, este año conmemoró su octavo aniversario, el cual se realizó el sábado 19 del mismo mes, y en donde también se experimentó una gran bendición en un culto maravilloso en la Presencia del Señor, también con una delegación de Santiago, además de una Iglesia que fue de visita desde San Clemente y con presencia de hermanos de otras ciudades de la región maulina.

Agradecemos a Dios por estos lugares que Él ha levantado en donde se reúnen sus hijos para exaltar y bendecir su Nombre, y porque han cumplido un nuevo año con sus puertas abiertas para que muchas personas más puedan llegar a buscar de Dios. Amén.