El domingo 06 agosto en el Templo Betesda se realizó la Ceremonia de Santa Cena correspondiente al segundo semestre del presente año, la cual tuvo lugar en el Culto General de las 18 horas. Como es característico, fue un acto lleno de solemnidad y con la Presencia del Señor llenando nuestros corazones al entender que es un privilegio y a su vez un deber de cada cristiano, ya que como siempre recordamos, realizar esto es un mandato instituido por el mismo Señor Jesús.

Contamos una vez más con una alta participación de quienes con reverencia recibieron el pan y el vino, para así recordar la muerte del Señor, proclamar su resurrección y anunciar su pronta venida. Agradecemos a Dios el permitirnos ser partícipe de este acto tan precioso e importante para cada cristiano.