El domingo 26 de agosto en el Culto General Tarde se realizó nuevamente una preciosa Ceremonia de Santa Cena, la cual como en cada ocasión fue de gran bendición para nuestras vidas. Con un Templo Betesda lleno y con una linda Presencia del Señor desde el inicio de la reunión, fuimos partícipes de una jornada especial, ya que además de lo solemne y santo que es esta ceremonia, era la última realizada en este lugar, ya que estamos ad portas del cambio de Templo, así que con seguridad la próxima Santa Cena se realizará en el nuevo lugar.

Agradecemos al Señor por haber tenido una vez el privilegio de sentarnos a su mesa y en comunión de espíritu haber recordado su muerte, proclamado su resurrección y anunciado su pronta venida a través de este acto tan importante, el cual fue instituido por nuestro Señor antes de su sacrificio en la Cruz del Calvario. Amén.